jueves, 10 de mayo de 2012

Desengaño


Para hallar el auténtico conocimiento de tu Ser debes desengañarte de la vida, debes sentir la impotencia, la frustración, la desidia y la futilidad de todas las experiencias que esta te brinda y solo entonces, cuando dejas de mirar la película y de interesarte por lo que en ella sucede, puede surgir el impulso de volverte hacia adentro, de mirar en tu interior y cuestionarte su dudosa realidad: ¿Quien soy realmente?, ¿Por qué estoy aquí?, ¿Por qué todo este absurdo?...

Es solo mediante este desandar el camino, mediante esta indagación profunda que comienzas a encontrar evidencias y señales del Maestro interior;  empiezas a dudar por primera vez de todo lo que se ha puesto ante ti en este mundo, de aquello que te han relatado y es en este dudar absoluto que surge por primera vez la verdadera certeza, escuchas su voz llamándote… comienzas a ser un auténtico ser humano, comienzas a creer en tu propia experiencia directa, las respuestas y el conocimiento del Espíritu se abren paso hasta ti.

No te diré que este sea un camino fácil, en realidad es el más difícil del mundo pues se requiere de un gran nivel de sensibilidad para llegar a él y de un sufrimiento interno más profundo que el que experimentan la gran mayoría de seres, no obstante en este sufrimiento está también la semilla del despertar del que estamos hablando…


Recuerda: se llega a un gran desengaño, a una profunda tristeza y desamparo…ella es nuestro impulso hacia la libertad, la dicha y la compasión eternas…cuando ya no podemos poner más nuestra fe en el mundo, este pierde su poder sobre nosotros y por primera vez nos abandonamos completamente, saboreando la auténtica y gloriosa realidad que hay detrás.

martes, 1 de mayo de 2012

Técnicas


P: Maestro, he estado experimentando con distintos caminos de conocimiento y técnicas de control interno y a pesar de haber obtenido gratas y curiosas experiencias, con el tiempo me he dado cuenta de que no me siento realmente más libre ¿a que es debido?

R: Existen cientos, miles de técnicas y caminos para controlar los procesos ilusorios de la vida: técnicas de control de las energías, de control de la respiración, de control del cuerpo y de la mente…pero todas ellas al final no te conducirán a ninguna parte, más bien al contrario tan solo harán aumentar tu confusión y sufrimiento. Si a tu pequeño ego le cuesta comprender el mundo ordinario limitado ¿cómo pretende comprender el vasto mundo espiritual interno? si nuestro cuerpo-mente ilusorio ya sufre intentando controlar los pocos procesos cotidianos de la vida ¿en qué crees que resultará el intentar controlar decenas o cientos de procesos más?

Cuando todo se halla en perfecta armonía y equilibrio no hay necesidad de técnicas, caminos ni control... tan solo hay Vacío, una profunda Paz y el Gozo indescriptible que la acompaña…

Si intentas sentir y controlar algo de forma sistemática, si te aferras a las técnicas,  parecerá por un instante que la sensación de control aumenta y que las experiencias obtenidas son reales pero en el fondo, tan solo estarás creando más fenómenos y confusión en tu interior ocultando así tu auténtico Ser natural ¡de ahí la inutilidad final de todos los caminos y técnicas! estas parece que ayudan en un principio esa es su naturaleza, la mente al principio parece que ayuda cuando en realidad solo dificulta, llegado el momento debes dejarlas a un lado…



Recuerda: mayor control solo conduce a mayor tensión, mayor tensión equivale siempre a menor libertad.

lunes, 23 de abril de 2012

Dos opciones

En la vida siempre existen dos opciones: o permaneces en la tranquila y apacible felicidad de tu verdadero Ser o te enredas en la confusa y tortuosa infelicidad de tu yo-mente ilusorio;  pero si eliges la segunda opción recuerda que la felicidad siempre está allí presente, a un paso, de fondo, esperándote… ¡es tu estado natural extático y libre! tu auténtico ser siempre está allí disponible, no puedes escogerlo, es una no-elección, una realidad que ya está en ti, lo único que debes hacer es redescubrirla, evidenciarla para caer en ella…  pero puedes alejarte ignorándola y escoger la infelicidad así que recuerda: 

La infelicidad siempre es una opción, una elección, un escoger… la felicidad no lo es, está siempre presente y es un reposo, una relajación en tu auténtico Ser.

domingo, 15 de abril de 2012

Aceptación


P: Maestro, muchas veces sufro porque mis circunstancias no son las que yo querría en mi vida ¿Cómo aliviar este sufrimiento?

R: Uno de los mayores avances en el camino espiritual es reconocer que no sabes nada y advertir que tus circunstancias y experiencias forman parte de una totalidad incognoscible. Vivimos aquello que es Voluntad del Espíritu y así debe ser,  pues en última instancia somos éste y no hay ninguna otra posibilidad de elección ni de experiencia para nosotros. El sufrimiento se genera debido a que nuestra mente limitada siempre está intentando amoldar sus experiencias a aquello que desea y ha aprendido desde que  fue alumbrada al mundo, quedándose tan solo con un reflejo parcial y sesgado del potencial de toda experiencia real; las situaciones no son nunca ni buenas ni malas... toda caída conlleva siempre una oportunidad de crecimiento y todo ascenso, tarde o temprano, conduce a caída de algún tipo. Echando una mirada retrospectiva a tu vida seguro que  podrás darte cuenta de esta verdad y percibirla pues: 
 Todo tiene un lado positivo y otro negativo que parecen distintos pero que son interdependientes entre sí, nuestra vida oscila entre ambos… ¡es un baile, el baile de la existencia!…reconoce que no sabes nada aceptando toda vivencia y cada vez serás más consciente de la realidad y el conocimiento que se oculta detrás de ella.



 Por favor, repítete a ti mismo: lo que pasa en este momento es la Voluntad de Dios y es justo lo que debe ocurrir para mi óptimo desarrollo y crecimiento.